Justicia de Género

Creemos que para transformar fundamentalmente la industria de la moda y convertirla en una fuerza para el bien, necesitamos atender la inequidad y la violencia contra las mujeres. Así que aplicamos un enfoque de género a todo lo que hacemos.

Las mujeres juegan un papel clave en la agricultura del algodón, pero escasamente tienen algún poder de influencia en sus hogares, en los campos que se cosechan o en las empresas productoras. Las mujeres representan el 80% de la fuerza laboral en las maquilas de confección, pero son generalmente relegadas en puestos que requieren menos habilidades debido a los estereotipos de género, y tienen muchas menos probabilidades que los hombres que ser promovidas. También suelen pagarles menos por el mismo trabajo que a un hombre.

En el sector informal, donde una gran cantidad de mujeres trabajan, no tienen contratos o acceso a una representación sindical y son especialmente vulnerables a sueldos bajos, jornadas laborales excesivas y explotación.

En cada uno de nuestros programas trabajamos con aliados, incluyendo grupos pro derechos de mujeres, para promover la voz de las mujeres, su liderazgo y su capacidad de exigir el ejercicio de sus derechos. Les ayudamos a influir en los tomadores de decisiones en la cadena de suministros de la industria. También combatimos diversas formas de violencia de género.

Empleamos una variedad de estrategias incluyendo el involucramiento de hombres y niños, promovemos la incidencia política para generar prácticas y leyes que avancen la justicia de género, así como impulsamos el desarrollo de capacidades y de iniciativas de aprendizaje.

Nuestra Teoría del Cambio de justicia de género nos guía para medir y alcanzar los resultados que buscamos y la aplicamos a todos nuestros programas. Puedes encontrarla aquí.