Nuevo reporte sobre empoderamiento femenino en la industria de la moda.

by Fundación C&A on Jun 08, 2017

En un nuevo informe de negocios de BSR, la empresa global sin fines de lucro, “Empoderando a las Trabajadoras de la Industria del Vestido: Tres áreas para la acción empresarial.", la organización destaca hallazgos clave de la investigación realizada a fondo por el Centro Internacional de Investigación sobre la Mujer (ICRW por sus siglas en inglés) y apoyado por Fundación C&A y la Fundación Levi Strauss. Ellos ponen tres áreas donde las empresas de ropa pueden tomar medidas para promover el bienestar de las trabajadoras y el empoderamiento económico.

1. Abordando la informalidad: Para muchas mujeres en la industria del vestido, ese trabajo representa su primer empleo e ingreso formal, ambos ingredientes son básicos en el empoderamiento económico femenino. Desafortunadamente, la industria global depende mayormente de operadores informales y la investigación del ICRW afirmó la necesidad de acciones sistemáticas sobre el empleo informal. Las compañías globales deben expandir sus iniciativas actuales a las otras secciones informales de la cadena de suministro en las que necesidades son mayores. Es tiempo de reunirnos en un diálogo constructivo para apoyar políticas que favorezcan y promuevan la formalidad del lugar de trabajo.

2. Ir más allá para terminar con la violencia: El empoderamiento económico es posible enfrentando a la violencia de género tanto en el lugar de trabajo como en el hogar. Un reporte de CARE encontró que una de cada tres trabajadoras de maquila en Camboya declararon que experimentaron acoso sexual en el ambiente laboral durante el año pasado, lo que le costó a compañías #89 millones de dólares en productividad. Los esfuerzos para abordar la violencia no deben de considerarse intervenciones laborales, sino una manera en que se fortalezcan los sistemas públicos para acercarnos a las vulnerabilidades y patrones del acoso y violencia fuera del ambiente laboral.

3. Reconocer las necesidades en el cuidado de niños: Alrededor del mundo, las mujeres son partícipes en una cantidad desproporcionada de cuidado de niños no pagado. Dado que los trabajadores de la industria de la moda son principalmente mujeres en su edad reproductiva, la falta de acceso a cuidado de niños accesible y de calidad sigue siendo una barrera para participación efectiva y de largo plazo en el trabajo. Mientras que las empresas deberían apoyar la intención de SDG 5 para proveer a las mujeres acceso igualitario y representación en todas las esferas económicas y políticas, apoyando el acceso a guarderías de alta calidad y centradas en la familia es un primer paso importante en la industria que las empresas pueden adoptar de manera inmediata.

Estas tres oportunidades interconectadas representan las acciones significativas que la industria de la moda puede tomar para apoyar el empoderamiento económico femenino. Las compañías pueden adoptar políticas, hacer inversiones y participar en asociaciones con ONGs, organizaciones comunitarias y otras para promover el empoderamiento económico femenino. Los negocios también pueden crear una influencia positiva al compartir datos, hacer investigaciones y participando en el apoyo para crear conciencia sobre otros factores que promueven la equidad e igualdad de género.

Descarga el resumen completo del sitio web BSR aquí.